Acerca

Un negocio con historia de familia


Fué en el año de 1997 cuando el Sr. Gustavo Arroyo Ferraéz en una de sus visitas en el estado de Sonora, y haciendo de la Ciudad de Hermosillo su lugar de residencia, fundó La Casa del Tortillero. Viendo las necesidades de la región de tener a su disponibilidad un centro de distribución y venta de maquinaria para tortilladoras, servicios y refacciones, abre sus puertas para ofrecer gran variedad de productos de la más alta calidad. Dedicado por más de 15 años en el ramo de la fabricación e instalación de maquinas tortilladoras de maíz y harina, aplicando sus conocimientos y con perseverancia, logra consolidarse con el tiempo en el Estado de Sonora y en gran parte de Arizona, buscando así ampliar cada vez más territorio.